• Español
  • English
  • Português
  • RAGHSA invierte U$D 180 millones en oficinas

    La desarrolladora Raghsa se vuelve a subir al boom de proyectos de oficinas con una obra que le demandó una inversión de u$s 180 millones. Se trata del Centro Empresarial Libertador, en el barrio de Nuñez sobre la Avenida del Libertador y Juana Azurduy, en un terreno que la firma compró en una subasta de la Agencia de Bienes del Estado por u$s 42 millones. En esta torre de oficinas Premium – con el diseño del estudio de Mario Roberto Alvarez- se estima que el alquiler costará u$s 33 el metro cuadrado.
    La obra está en plena construcción y fue pensada para empresas nacionales e internacionales que busquen amplias áreas de trabajo en un sector de la ciudad que se encuentra en ascenso.
    Este es el mayor desarrollo de Raghsa con 100.000 m2 de construcción y 26 plantas libres de hasta 2.900 m2 rentables con vistas al río y a la ciudad, amenities y servicios, como bicicleteros, drop off, auditorio, vestuarios para ciclistas, 854 cocheras distribuidas en 4 niveles y un hall de entrada con triple altura.
    Está previsto que se termine el edificio a mediados de 2019 y se aspira a que obtenga la certificación LEED Core & Shell nivel Gold emitida por el United States Green Building Council. Desarrollado también bajo las normativas locales y las normas NFPA (Asociación Nacional de Protección contra el Fuego).
    En esa zona del barrio de Nuñez, en los últimos tiempos se instalaron bancos, restaurantes, gimnasios, universidades, supermercados y complejos cinematográficos, que revitalizaron el lugar.
    Por el alto tránsito del barrio, ofrecerá estacionamiento para bicicletas y vestuarios especiales con duchas para ciclistas. Además, continuando con la visión sustentable del emprendimiento, habrá un estacionamiento en subsuelos con espacios preferenciales para vehículos de baja emisión de contaminantes.
    El proyecto se completa con jardines parquizados que reducen el escurrimiento de agua de lluvia a desagües públicos y promueven la biodiversidad, con recolección y almacenamiento de agua de lluvia. Utilización de agua reciclada para riego y sistemas de aire acondicionado. Artefactos sanitarios y griferías eficientes de bajo consumo que favorecen el ahorro en el consumo de agua, entre otras áreas pensadas para el aprovechamiento de recursos.

    LINK

    00