• Español
  • English
  • Português
  • De los despachos cerrados a las oficinas de bienestar

    Enrica Rosellini, socia de Estudio Rosellini, que tiene una larga trayectoria en el diseño de oficinas, habló sobre los cambios en el mundo corporativo a partir de la tecnología y las nuevas maneras de concebir los espacios de trabajo.

    ¿Cuál es la diferencia entre los diseños de oficina de los años 90 y hoy?

     Veintiocho años atrás, los espacios ocupados por las corporaciones eran distintos, fundamentalmente porque la forma de trabajo era diferente. Los cambios se produjeron debido a dos grandes hitos: en primer lugar la tecnología, que aportó a lo largo del tiempo cada vez más movilidad a los usuarios de los espacios, y en segunda instancia, la concientización del ahorro energético, o lo que hoy en día llamamos cuidado del medioambiente. En los años 90 hicimos varios proyectos corporativos, uno emblemático fue el del edificio por aquel entonces para American Express, en Plaza San Martín, que fue hito por la amplitud de su superficie de plantas, algo muy positivo a la hora de alojar una empresa.

    Otra gran transformación que se dio, consecuencia del cambio en la tecnología, es el cambio de paradigma de flexibilidad. Anteriormente, la flexibilidad se daba modificando el espacio de acuerdo con los cambios que se producían en la organización, desarmando y reconfigurando los sistemas de mobiliario, generando modificaciones en las instalaciones con consecuentes altos costos operativos en los inmuebles. Hoy, los nuevos proyectos se diseñan con una amplia variedad funcional de espacios, tal que permitan que la movilidad se de pura y exclusivamente en los usuarios. El uso de los espacios de trabajo, bajo esta nueva condición, representa una reducción directa en el costo operativo respecto de años anteriores. En la medida en que un espacio responda a las necesidades del usuario, no es necesaria una modificación. Para resolver este tipo de configuraciones, se exige o se prefiere cada vez más una planta de mayor superficie con buena altura de entre piso, porque se pueden resolver las instalaciones de una manera más flexible.

     ¿Cómo se diseñaban esos espacios interiores?

    En aquella época, el concepto fundamental eran los espacios acordes a la jerarquía de los empleados, y la distribución era de despachos cerrados como lugar de trabajo y lugar de reunión. Esos despachos ocupaban siempre el perímetro del courtain wall. O sea, eran los que primeramente recibían la luz, y todo el resto de los trabajadores se ubicaban el espacio interior. Eso producía gran consumo de luz artificial y bloqueo de visuales hacia el exterior. Esto cambió fundamentalmente. Hoy en día, los espacios individuales cerrados casi no existen. Las zonas cerradas se colocan hacia el interior y el espacio perimetral se destina a posiciones individuales abiertas con contacto directo con la luz natural, lo que redunda en una gran economía del consumo energético. Al tener espacios abiertos, hay un mejor balance del aire acondicionado y en general de todas las instalaciones y el ambiente es más sano.

    ¿Qué beneficios tiene la amplitud de los espacios?

    El metro cuadrado de espacio corporativo es muy caro. Como consecuencia, tiene que rendir al máximo. Ese máximo rendimiento, además, tiene que producir una sinergia laboral muy favorable a la corporación y consecuentemente aumentar el nivel de productividad de los colaboradores. Las plantas grandes, con espacios generosos y circulaciones horizontales, favorecen ampliamente en este aspecto, es mucho mas rendidor en todos los sentidos que plantas pequeñas con conexiones verticales.

    ¿Cuáles eran las tendencias que una empresa demandaba en ese momento?

    En ese momento, no podía faltar el piso elevado y un cielorraso que tuviera una altura respetable, condiciones que permitían hacer modificaciones según el layout que se aprobaba. La tecnología ocupaba mayor espacio, por ende los espacios de trabajo e incluso los centros de cómputo demandaban mayor superficie.

    Hoy, las comodidades se dan de una manera más natural, la tecnología es completamente amigable y móvil.

    ¿Qué innovaciones tecnológicas son importantes hoy?

    Actualmente, se está tendiendo a eliminar los cables, hay muchas empresas que trabajan con wifi eliminando el cableado de red, con todas las normas de seguridad que ello implica. Asimismo, un sistema de control Buiding Management System (BMS), es muy importante. Si bien es una inversión costosa y que lleva un tiempo de puesta en marcha posterior a la finalización de los edificios, reditúa en el ahorro energético y consecuentemente en el cuidado del medio ambiente. Una buena climatización es otra decisión muy importante, un ambiente sano dentro de la oficina es esencial.

    ¿Cuándo fue el punto de inflexión? 

    A fines de los años 90 y principios de los 2000, la tecnología fue muy importante para entender que los cambios eran necesarios. Ambientes más aireados, con aporte de luz natural, materiales reciclados y reciclables, espacios de trabajo acorde a la modalidad de colaboración que también plantean las nuevas generaciones. Todo esto resulta fundamental para un mejor ambiente laboral.

    ¿Qué características destacan a Centro Empresarial Libertador?

     Tiene unas plantas majestuosas. Analizamos distintas opciones de test fit y todas ellas demostraron el excelente rendimiento de la planta. Y destaco esto porque una planta de buena superficie produce sinergia laboral en los empleados de una empresa. Antes, los empleados vivían aislados en sus despachos y es probable que ni se conocieran entre sí. Que los empleados se relacionen a diario es un punto importantísimo para un buen desarrollo laboral.

    Centro Empresarial Libertador es un proyecto muy bien concebido también desde el punto de vista de las infraestructuras, eso que “no se ve”, pero que es fundamental para la operatoria de las oficinas (montantes generosas y bien ubicadas, ascensores eficientes, una buena resolución estructural que garantiza la eficiencia del uso de las plantas, sanitarios dimensionados, entre otras). Realmente, el conjunto de Centro Empresarial Libertador es un proyecto de gran categoría.

    ¿Qué importancia tienen los amenities?

     Mucha, es fundamental para la captación y retención de talentos. Hoy en día, las corporaciones se adhieren a políticas wellness, incluso hay certificaciones que lo avalan. Buscan brindar a sus colaboradores espacios de trabajo confortables donde puedan lograr un equilibrio saludable incorporando gimnasio, cafeterías, espacios de break, áreas de relax y esparcimiento y zonas de reuniones informales, entre otras. El recurso humano es el más importante para una empresa, y por ende cuidan de su bienestar.

    00